2 nov. 2010

Poema cuerdo


Es de noche y estoy llorando
ando pensando en ti,
como quien anda delirando
tramando una historia fugitiva
 
Olvidé como se olvida,
de tanto recordarte.
Aún te veo tomando de su mano
como quien dice,
yo no tengo enamorado...
 
Es tan sedienta la manera
en que te nombro
¡e imagino que todo es bello!
¡qué bien!, ¡algo me levantó el ánimo!
Esperen...Todo era un sueño.
 
 
Pateo paredes,
las golpeo con mis puños.
Sangran y sangran
pero no duele.
 
¿Quiéres saber qué es lo que duele?
verte junto a mí
sonriendo tan hermosa
como quién dice...
¡viva la hipocresía!
¡Ja! ¡
falsa...
mentirosa!
 
Es de noche y estoy llorando
otra vez los encuentro...
con besos menos falsos
que los que me dabas a mí.
 
Otra historia triste, que
 ¿no habrá mujer para este chico?
quizás
me enamoro pronto.
 
Ya no creo en las mujeres,
pero si creo en el número
después del infinito.